Política de cookies

Este sitio usa cookies propias y de terceros para facilitar la navegación y obtener información de estadísticas de uso de nuestros visitantes. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón 'Aceptar' o configurarlas o rechazar su uso pulsando el botón 'Configurar cookies'

Para más información consulta nuestra Política de cookies

Configuración de cookies

Desde aquí puede activar o desactivar las cookies que utilizamos en este sitio web, a excepción de las de técnicas, que son imprescindibles. Si no selecciona ninguna opción, equivale a rechazar todas las demás cookies.

Cookies técnicas y de sesión, estrictamente necesarias

Sesión: PHPSESSID, SERVERID, Incap_ses_*_* y visid_incap_*

Permiten mantener la coherencia de la navegación y optimizar el rendimiento del sitio web, son imprescindibles

Técnica: config

Guarda la confiruación de cookies seleccionada por el usuario

Cookies de terceros

Google Analytics: _gat, _gid y _ga

Utilizamos estas cookies para obtener información de estadísticas de uso de nuestros visitantes. Están gestionadas por Google, puedes consultar su política de cookies haciendo clic aquí

Facebook: _fbp

Cuando mostramos información incrustada de la red social Facebook, se genera automáticamente esta cookie. Está gestionada por Facebook, puedes consultar su política de cookies haciendo clic aquí

Twitter: eu_cn, ct0, guest_id y personalization_id

Cuando mostramos información incrustada de la red social Twitter, se generan automáticamente estas cookies. Están gestionadas por Twitter, puedes consultar su política de cookies haciendo clic aquí

Política de cookies

CONFEDERACION SINDICAL DE CC.OO. informa que este sitio web usa cookies para

  1. Asegurar que las páginas web puedan funcionar correctamente

  2. Recopilar información estadística anónima, como qué páginas ha visitado la persona usuaria o cuánto tiempo ha permanecido en el sitio web.

  3. Mostrar contenido de redes sociales, siempre relacionado con información de la organización de CCOO.

Informamos que contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a la de CCOO que podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.

A continuación encontrará información detallada sobre qué son las cookies, qué tipo de cookies utiliza este sitio web, cómo puede desactivarlas en su navegador y cómo bloquear específicamente la instalación de cookies de terceros.

  1. ¿Qué son las cookies?

    Las cookies son archivos que los sitios web o las aplicaciones instalan en el navegador o en el dispositivo (smartphone, tablet o televisión conectada) de la persona usuaria durante su recorrido por las páginas del sitio o por la aplicación, y sirven para almacenar información sobre su visita.

    El uso de cookies permite optimizar la navegación, adaptando la información y los servicios ofrecidos a los intereses de la persona usuaria, para proporcionarle una mejor experiencia siempre que visita el sitio web.

  2. Tipología, finalidad y funcionamiento

    Las cookies, en función de su permanencia, pueden dividirse en cookies de sesión o permanentes. Las primeras expiran cuando la persona usuaria cierra el navegador. Las segundas expiran cuando se cumple el objetivo para el que sirven (por ejemplo, para que la persona usuaria se mantenga identificada en el sitio web) o bien cuando se borran manualmente.

    Adicionalmente, en función de su objetivo, las cookies utilizadas pueden clasificarse de la siguiente forma:

    • Estrictamente necesarias (técnicas): Son aquellas imprescindibles para el correcto funcionamiento de la página. Normalmente se generan cuando la persona usuaria accede al sitio web o inicia sesión en el mismo y se utilizan para identificarle en el sitio web con los siguientes objetivos:

      • Mantener la persona usuaria identificada de forma que, si abandona el sitio web, el navegador o el dispositivo y en otro momento vuelve a acceder a dicho sitio web, seguirá identificado, facilitando así su navegación sin tener que volver a identificarse

      • Comprobar si la persona usuaria está autorizada para acceder a ciertos servicios o zonas del sitio web

    • De rendimiento: Se utilizan para mejorar la experiencia de navegación y optimizar el funcionamiento del sitio web

    • Analíticas: Recopilan información sobre la experiencia de navegación de la persona usuaria en el sitio web, normalmente de forma anónima, aunque en ocasiones también permiten identificar de manera única e inequívoca a la persona usuaria con el fin de obtener informes sobre los intereses de la persona usuaria en los servicios que ofrece el sitio web.

    Para más información puedes consultar la guía sobre el uso de las cookies elaborada por la Agencia Española de Protección de Datos en https://www.aepd.es/sites/default/files/2020-07/guia-cookies.pdf

  3. Cookies utilizadas en este sitio web

    A continuación, se muestra una tabla con las cookies utilizadas en este sitio web, incorporando un criterio de "nivel de intrusividad" apoyado en una escala del 1 al 3, en la que:

    Nivel 1: se corresponde con cookies estrictamente necesarias para la prestación del propio servicio solicitado por la persona usuaria.

    Nivel 2: se corresponde con cookies de rendimiento (anónimas) necesarias para el mantenimiento de contenidos y navegación, de las que solo es necesario informar sobre su existencia.

    Nivel 3: se corresponde con cookies gestionadas por terceros que permiten el seguimiento de la persona usuaria a través de webs de las que CONFEDERACION SINDICAL DE CC.OO. no es titular. Puede corresponderse con cookies donde se identifica a la persona usuaria de manera única y evidente.

    TABLA DE COOKIES UTILIZADAS
    CookieDuraciónTipoPropósitoIntrusividad
    PHPSESSID, SERVERID, Incap_ses_*_* y visid_incap_* Sesión Imprescindibles Mantener la coherencia de la navegación y optimizar el rendimiento del sitio web 1
    config 1 año Imprescindibles Guardar la configuración de cookies seleccionada por el usuario 2
    Google Analytics (_gat, _gid y _ga) 24 horas Analítica, de terceros (Google) Permitir la medición y análisis de la navegación en las páginas web 3
    Facebook (_fbp) 3 meses Terceros (Facebook) Mostrar información incrustada de la red social Facebook 3
    Twitter (eu_cn, ct0, guest_id, personalization_id) Sesión Terceros (Twitter) Mostrar información incrustada de la red social Twitter 3

    Desde los siguientes enlaces puedes consultar la política de cookies de terceros: Política de cookies de Google, Política de cookies de Facebook, Política de cookies de Twiter

  4. Deshabilitar el uso de cookies

    La persona usuaria en el momento de iniciar la navegación de la web, configuró la preferencia de cookies.

    Si en un momento posterior desea cambiarla, puede hacerlo a través de la configuración del navegador.

    Si la persona usuaria así lo desea, es posible dejar de aceptar las cookies del navegador, o dejar de aceptar las cookies de un servicio en particular.

    Todos los navegadores modernos permiten cambiar la configuración de cookies. Estos ajustes normalmente se encuentran en las Opciones o Preferencias del menú del navegador.

    La persona usuaria podrá, en cualquier momento, deshabilitar el uso de cookies en este sitio web utilizando su navegador. Hay que tener en cuenta que la configuración de cada navegador es diferente. Puede consultar el botón de ayuda o bien visitar los siguientes enlaces de cada navegador donde le indicará como hacerlo: Internet Explorer, FireFox, Chrome, Safari

    También existen otras herramientas de terceros, disponibles on-line, que permiten a la persona usuaria gestionar las cookies.

  5. ¿Qué ocurre al deshabilitar las cookies?

    Algunas funcionalidades y servicios pueden quedar deshabilitados, tener un comportamiento diferente al esperado o incluso que se degrade notablemente la experiencia de navegación de la persona usuaria.

  6. Actualización de la Política de cookies

    CONFEDERACION SINDICAL DE CC.OO. puede modificar esta política de cookies en función de exigencias legislativas, reglamentarias, o con la finalidad de adaptar dicha política a las instrucciones dictadas por la Agencia Española de Protección de Datos, por ello se aconseja a la persona usuaria que la visite periódicamente.

    Cuando se produzcan cambios significativos en esta política de cookies, se comunicará a través de la web.

Carmen Rodríguez Campoamor

    Carmen Rodríguez Campoamor, infatigable luchadora, representa muy bien a aquellas mujeres que, con el breve paréntesis de libertad que supuso la II República, tuvieron una vida difícil sufriendo discriminación por ser mujeres, de izquierdas, haber estado perseguidas, encarceladas, con maridos también encarcelados y teniendo que ejercer de auténticas cabezas de familia, ocupándose de mantener la casa (con trabajo formal o informal), educar y cuidar a los hijos e hijas, militando clandestinamente y luchando por la amnistía y la libertad. Esta cálida semblanza, escrita por Aida Sánchez Rodríguez para la Revista C8M 10, nos sirve para homenajear a una mujer cuya entrega permanente a la lucha y al compromiso por las libertades democráticas , la justicia social y a la solidaridad resulta imprescindible, por lo que merece formar parte con nombre propio de esta memoria colectiva.

    12/07/2021.
    Carmen Rodríguez. Rev.C8M. Pag.47

    Carmen Rodríguez. Rev.C8M. Pag.47

    Cuando la Revista C8M me propuso que escribiera un artículo sobre mi madre, Carmen Rodríguez Campoamor, me pareció una idea estupenda pero después no sabía qué podía contar sobre ella ya que Carmen no fue ni una feminista ni una sindicalista destacada.

    Dándole vueltas me di cuenta de que era una mujer que representaba muy bien a aquellas mujeres que, con el breve paréntesis de libertad que supuso la II República, tuvieron una vida difícil sufriendo discriminación por ser mujeres, de izquierdas, haber estado perseguidas, encarceladas, con maridos también encarcelados y teniendo que ejercer de auténticas cabezas de familia, ocupándose de mantener la casa (con trabajo formal o informal), educar y cuidar a los hijos e hijas, militando clandestinamente y luchando por la amnistía y la libertad. Este es, pues, un pequeño homenaje a esas mujeres, algunas de las cuales han sido mi familia durante la infancia.

    Carmen nació en Madrid, en 1920, hija única de Manuel y Elvira, obreros concienciados. Manuel era metalúrgico y Elvira planchadora, costurera y limpiadora en la Escuela de Ingenieros. Ambos eran militantes comunistas, Manuel ateo y Elvira católica, uno y otra respetuosos con sus creencias, y procuraron que Carmen tuviera una educación (según ella contaba, porque su padre quería que fuera independiente, sin necesidad de casarse para que un hombre la mantuviera). Ambos le enseñaron a Carmen la importancia de estudiar, de aprender, de respetar a los demás para exigir respeto, ser una persona justa y honrada y luchar por defender sus ideas.

    Tuvo una infancia feliz, creciendo en la Escuela de Ingenieros, en el Retiro, estudiando en un colegio de Pacífico, aprendiendo a montar en bicicleta en la cuesta que baja desde la Plaza del Angel Caído; a ver la luna y los planetas algunas noches que el astrónomo de guardia en el Observatorio dejaba a los chavales que vivían por allí mirar por el telescopio; a jugar con el ajedrez mecánico fabricado por Torres Quevedo que estaba en la Escuela de Ingenieros, y yendo los domingos a ver los museos de Madrid con su padre y al cine con su madre. También supo de las huelgas y manifestaciones; la represión y la persecución de su padre durante la dictadura de Primo de Rivera; la proclamación de la II República y los cambios y libertades que trajo consigo.

    Carmen estudió secretariado y francés, terminando en 1936. Después del verano iba a comenzar a trabajar como meritoria en la biblioteca de la Escuela de Ingenieros. Pero la guerra trastocó los planes. Su padre marchó al frente y ella se afilió a las Juventudes Socialistas Unificadas y junto con su madre, Elvira, militaron activamente. Carmen trabajó en la comisión de propaganda, yendo en un camión por los pueblos dando mítines sobre la importancia de ganar la guerra. En una Escuela del PCE conoció al que sería su marido y su gran amor: Simón Sánchez Montero.

    En 1938 muere su padre en el frente del Ebro y al acabar la guerra en 1939 Simón y ella piensan en el exilio pero Elvira no quiere irse, y por no dejarla sola se quedan todos en Madrid, reanudando la militancia clandestina contra la dictadura. Simón, perseguido por la policía, se marcha a Sevilla donde permanece varios años. Carmen y su madre son expulsadas de la casa en que vivían y a ella le ofrecen, no el prometido trabajo en la biblioteca, sino el de fregar los suelos de la Escuela. Por supuesto, acepta, y además aprende a bordar. En varias ocasiones son detenidas, aunque no pasan mucho tiempo en la cárcel.

    Simón vuelve a Madrid y al poco tiempo es detenido, en 1945. Pasa varios años encarcelado, en Burgos y en Alcalá de Henares; Carmen tiene varios trabajos para vivir y poder llevar comida a su marido y a otros presos. Elvira, madrileña guasona, le diría “lo que tu padre no te dijo es que ibas a ser tú la que tuviera que mantener a tu marido”. En 1952 sale Simón de la cárcel y pasan unos años juntos, en los que nacen sus dos hijos, Aida y Pedro. Pero Simón forma parte de la dirección del PCE y enseguida de nuevo es perseguido y tiene que pasar a la clandestinidad.

    La casa donde viven, una corrala en Pacífico, es derribada y a los inquilinos les dan a elegir entre una vivienda en Vallecas o dinero. Carmen y Simón dicen a todo el mundo que se van a vivir fuera de Madrid, aunque en realidad se van a un barrio del otro extremo de la ciudad. Carmen tiene que ocuparse de su madre y de sus hijos, trabajando en casa bordando a máquina, y sin poder ver a nadie durante 3 largos años hasta que Simón es detenido nuevamente en 1959. Muere su madre y a Simón le trasladan, como castigo extra, a la prisión de El Dueso, en Santoña, donde permanece hasta 1966.

    A la militancia en el PCE y la participación primero en las Asociaciones de Amas de Casa y después en la creación del Movimiento Democrático de Mujeres, Carmen añade, junto con otras mujeres, madres, hermanas de presos, una intensa campaña por la libertad de los presos políticos, dando visibilidad a la represión que ejercía la dictadura contra quienes se oponían a ella. Escriben y se entrevistan con quien se les ocurre que pueda hacerse eco y apoyarlas (desde intelectuales y artistas a obispos, ministros e incluso una delegación de mujeres va a Roma a entrevistarse con el Papa).

    Mujer animosa, inteligente, luchadora, valiente, contradictoria, cabezota y con mucho genio, para mi hermano y para mí era una auténtica “supermana”: lo mismo nos hacía la ropa que pintaba la casa, hacía estanterías, arreglaba enchufes o los grifos, nos ayudaba con los deberes, sabía escribir a máquina, ¡hasta sabía montar en bicicleta! Aunque no se consideraba feminista, fue para nosotros el mejor ejemplo de que una mujer puede hacer lo mismo que un hombre. Pese a las penurias económicas, nunca nos angustió por ello ni se le pasó por la cabeza que dejáramos de estudiar ninguno de los dos. Tampoco nos transmitió el miedo que sin duda sentía cuando, con cierta frecuencia, venía la policía a casa y nos llevaba detenidos a los tres. Nos decía “coged algún cuento que nos tenemos que ir con estos señores”. Y allí nos montábamos en uno de aquellos Seat 1500 de la Brigada Político Social y nos pasábamos la tarde en la DGS hasta que la interrogaban y nos podíamos marchar a casa.

    Consiguió dar una apariencia de normalidad a una vida que no lo era en absoluto, que no olvidáramos a nuestro padre y que estuviéramos orgullosos de él, intentando ir a verle lo más posible, pidiendo el dinero o reclamando en el Ministerio de Justicia unos billetes “de caridad” para el viaje a Santoña. Un viaje que duraba casi 24 horas, con cambios de tren, autobús y esperas interminables, con maletas y paquetes de comida y libros.

    Cuando Simón salió de la cárcel no encontraba trabajo y Carmen, que tuvo que dejar de bordar por problemas ginecológicos, trabajó fregando escaleras, acompañando a niños en un autobús escolar, y varias cosas más. En 1970 fue detenida nuevamente y procesada por el TOP. Pasó un mes en la cárcel de Carabanchel y ese breve periodo supuso una convulsión familiar. Finalmente, empezó a trabajar de gobernanta en la clínica Los Nardos y allí estuvo varios años hasta que en noviembre de 1975 fue operada de un cáncer de matriz. La operaron una tarde y por la noche la policía detuvo a Simón en la habitación donde estaba con ella. Con ayuda de las enfermeras, llamó por teléfono a varios periodistas extranjeros para que difundieran la noticia.

    Tras la operación, Carmen pasó a las oficinas de la sociedad que gestionaba la clínica, Esfera Médica, como administrativa. Afiliada a CCOO, participó primero en el Sindicato de Seguros y tras su jubilación, en 1985, en la Federación de Pensionistas. Además de estar en el Hogar del Pensionista, colaboró varios años en un programa que los pensionistas de CCOO tenían en una emisora de radio del barrio de Latina, militando en la organización del barrio del PCE y de IU. Inquieta y activa, se apuntaba a cursos (pintura, encuadernación…), atendía a sus tres nietos y disfrutaba con su marido, hasta que el Alzheimer de Simón la apartó un tiempo de muchas tareas para dedicárselo a él. Fallecido Simón en 2006, retomó algunas de esas actividades.

    Hasta su muerte en 2012 siguió afiliada al PCE, IU y CCOO.

    Se habla mucho de la épica de los luchadores y poco de la lucha de las mujeres que estuvieron a su lado, defendiendo las mismas ideas de una forma en muchas ocasiones menos épica y menos vistosa pero más cotidiana y necesaria. La vida de Carmen es un pequeño ejemplo.

    Firma:

    Aida Sánchez Rodríguez

    Maestra y licenciada en Filosofía y Ciencias de la Educación, trabaja como periodista en la Secretaría de Comunicación de CCOO

    aida@ccoo.es