Una semana de exilio y refugio

    Los flujos migratorios se intensificaron entre 2014 y 2018. Se desencadenaron por razones políticas, económicas y medioambientales. La Guerra de Siria provocó la denominada «crisis humanitaria» o «crisis de los refugiados» en 2015, incrementándose el número de solicitantes de asilo internacional. Las peticiones de protección internacional se dispararon desde entonces y en España pasaron de 2.588 en 2012 a 120.000 en 2019. En noviembre de 2019 las solicitudes pendientes de resolución alcanzaron la cifra de 107.000. El aumento exponencial de las solicitudes de protección internacional en España se deben a las consecuencia de la guerra de Siria, pero también de las crisis de Venezuela, Colombia y de otros países de América Latina. El sistema español de asilo presenta carencias que los sindicatos - y en especial CCOO- ha venido denunciando ya que apenas disponía de 14.000 plazas, insuficiente para atender las 17.000 peticiones que la UE asignó a España - en el reparto de cuotas de refugiados- en 2015. La tardanza en la resolución de las peticiones de asilo y el porcentaje de respuestas favorables- por debajo de otros países en Europa- son otros problemas.

    22/06/2020.
    Seminario "Un monstruo recorre Europa"

    Seminario "Un monstruo recorre Europa"

    El Centro de Documentación de las Migraciones de la Fundación 1º de Mayo se viene ocupando de las realidades derivadas de los desplazamientos de población. Con motivo del Día Internacional de los Refugiados -20 de junio-, traemos a colación varios trabajos.

    SEMINARIO "Un monstruo recorre Europa. El Avance de la extrema derecha radical y el retroceso de la democracia"

    ESTUDIO 103: "Migraciones laborales, Xenofobia y Racismo"

    BOLETÍN "Historias de las Migraciones" Nº 42, 2020

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.